Enterate de todo en nuestras Notas

› Sociedad ‹

Flavia Broffoni: 

"Tenemos derecho a la desobediencia civil"



El ciclo de ponencias TED cumple su primera década de vida y, en su edición Río de la Plata, -que tuvo lugar el miércoles y el jueves- la organización decidió tomar el aniversario como puntapié inicial para armar los ejes de las charlas.  ​​​​​​​

Con el foco puesto en el futuro, así, no sorprende que una de las oradoras haya sido la activista ambiental Flavia Broffoni. Ex funcionaria del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, pasó por la Fundación Vida Silvestre pero no sintió satisfecha su veta militante hasta que no entró en contacto con la organización internacional Extinction Rebellion, de la que ahora es coordinadora nacional. 

Al contrario que los grupos ecologistas tradicionales, no creen que el sistema político sea capaz de brindar válvulas de escape a sus demandas, y plantean la necesidad de actos de desobediencia civil para despertar conciencia y llamar a la acción. 
De hecho, para Broffoni, los estallidos sociales recientes en Chile, Ecuador y Cataluña no están divorciados de la emergencia ambiental sino que son síntomas de una misma raíz de malestares. "Son ciudadanos que toman cartas en el asunto entendiendo que el sistema de representación actual no está dando respuesta a las cosas que a la gente le importan.

La desconfianza de Extinction Rebellion hacia la política tradicional tiene que ver también con que su pedido central pasa por un cambio total de la matriz productiva del país. "Hay que encarar un proceso de transformación del sistema completo, primero centrado en cambiar la manera en la que se producen alimentos en Argentina y segundo, el el modelo energético", explica la activista. 

De esta manera, el yacimiento de Vaca Muerta -visto por el establishment como un posible motor de renacimiento económico del país- es, a ojos de Broffoni y su organización, "el summum de la incoherencia", ya que "como no hay inversores privados interesados lo estamos financiando con nuestros impuestos: el gobierno financia un proyecto que acelera la crisis climática con nuestro propio dinero".


Paulo Golfart

Redacción 20/30 ​​​​​​​

› Sociedad ‹

Eli, una directora que rompe estereotipos.

Por Agustina Marcogliese

image-2178617-WhatsApp_Image_2019-10-16_at_10.44.46-c20ad.jpeg
Eliana Taccari tiene 21 años, es actriz y directora de una compañía teatral independiente; Kiclown.
Eli desde el piso de madera, con una estufita al lado, nos enseña otras formas de ser artista. Con pan relleno y tecito calentito de por medio nos invita a conocer su cocina de arte; su compañía.


Desde muy chica estas en contacto con lo artístico. Particularmente ¿cómo fueron tus inicios en el teatro?
Siempre lo artístico lo tuve a mano. Aprendí desde muy chica a leer y a escribir, me apasionaba. Cuando empecé con teatro dije esto es lo mío, me quedo acá. Arranque de chica en un taller que daban en el museo Rosas, en San Martin. Ahí estuve dos años, fueron mis primeras obras. Después fui parte de una compañía de improvisación teatral de Ballester. 

Fuiste adquiriendo conocimiento desde la experiencia y, se puede decir, de forma no hegemónica. ¿Te consideras autodidacta?
Sí, aunque voy a cursar la carrera de Dirección Teatral  creo que hay que sacarnos de la cabeza que el modelo educativo es el único o el absoluto. Tenemos como estructura social seguir siempre un orden; jardín, primaria, secundaria, universidad y ahí recién tengo lo que quiero o soy lo que soy. Pero uno puede aprender escuchando, viendo, hablando con gente que sabe o a través de las experiencias, en la prueba y error. 

Venias de hacer teatro, te gustaba actuar pero ¿Cómo surgió la idea de kiclown?

Me surgió en la mitad de una clase de secundaria, después de mucho tiempo sin hacer nada. Kiclown lo empecé para poder darles el espacio a los jóvenes. Para  que puedan expresarse con un fin común solidario que era actuar en el día del niño en las plazas. Entonces pase aula por aula preguntando quien quería estar en la obra y de la nada fuimos 26. 

Empezaste en la escuela con un proyecto chiquito, ¿cómo fue que llegaron a convertirse en una compañía teatral con varios elencos y artistas?
Al principio vivía el día a día, no se me pasaba por la cabeza pensarlo como un modelo de trabajo. Para mí siempre el teatro como me educaron artísticamente es un trabajo, una responsabilidad, pero más allá de eso al principio lo planteé como un espacio de encuentro para ayudar y después con el paso de los años fueron cambiando los objetivos. Lo planteamos como una compañía de trabajo under y recién ahí nos pusimos a hacer castings y convocatorias. 

Hoy en día ¿cómo está conformada la compañía?
En la actualidad somos 46 artistas entre actores, actrices, profesoras de canto, de baile, asistente de dirección, comunity manager. Todos somos artistas under y jóvenes. Nos dividimos en cuatro elencos; elenco obras, escenas, adolescente musical y un infantil. 

Si tendrías que definir lo que es Kiclown o porque se diferencia del resto de las compañías ¿Qué dirías? 
Kiclown busca generar algo, hasta el disgusto es generar algo. Siento que muchas veces lo logramos. Creo que el teatro es una herramienta muy poderosa, te hace sentir cosas y si lo usas bien te hace despertar también en muchos sentidos. Y nosotros aparte siempre tratamos de generar un equilibrio entre el trabajo y crear lazos, sernos sinceros. Kiclown es un grupo humano que aprende a ser hermano y eso es lo que lo diferencia. Hay gente que se adapta más, gente que se adapta menos pero siempre esta esto de compañerismo que para mí es clave.

 ¿De dónde se generan los ingresos para sustentar la compañía?
Siempre poner de nuestro bolsillo es base. Nosotros estamos actualmente laburando en la Bemba que es un centro cultural con un partido político como es Seamos Libres. Pero independientemente de eso el centro Cultural funciona como lo que es, un centro cultural y nosotros trabajamos como en un bar; de limpieza, de venir a la noche a atender la barra, de organizar fechas. Así nos financiamos, organizando fechas o festivales propios y trabajando en la Bemba que nos pagan por nuestro servicio pero no por eso somos militantes del partido político. No somos apolíticos porque cada arte es político sino que no somos partidarios de ningún partido político. 

Este año la mayoría de sus espectáculos fueron a la gorra ¿Por qué tomaron esta decisión?
Tratamos de que siempre sea a la gorra, al menos este año no cobramos entrada, excepto en el pequeño Gran príncipe porque hay teatros que te lo permiten hacer y otros que no, pero tratamos de que siempre sea a la gorra porque es una decisión política también; el permitir a la gente que no tiene los recursos necesarios que pueda acceder al arte y que no sea un privilegio de clase, sino que sea un derecho de 
todes. 

¿Cómo te imaginas a la compañía en 5 años?

Mucho más grande, darles más trabajo a artistas independientes. Grande igual para mí ya es lo que tenemos ahora poder ser compañeros y disfrutar pero si consideramos como el grande que todos consideramos grande, cuando eso pase quiero que se siga ocupando gente que en su momento fue artista under o que lo siga siendo. Darles el espacio a otros artistas de la movida, si subimos uno subimos todos eso es lo que quiero generar.

Y si tuvieses que darle un consejo a alguien que quiere dedicarse al arte pero tiene dudas ¿Cuál sería?

Primero que nada es imposible, hay cosas que llevan más esfuerzo que otras o más tiempo pero es cuestión de animarse y no bajar los brazos. Hace falta más gente que apueste a lo que sueña. Al mundo le faltan artistas que tengan un mensaje y que el mensaje no sea el que quiere comprar las masas. Porque cuando vos tenes un mensaje que quiere comprar las masas la pegas pero a costa de no haber dicho nada. Hay que usar el arte como una herramienta de cambio que es lo que necesita para mí el mundo hoy en día. Que el arte sea como una cachetada, algo que te abra los ojos, que te haga dar cuenta de lo que realmente importa.

Encontralos en : instagram.com/kiclown_teatral​​​​​​​

​​​​​​​

› Foodie ‹

Estilo Veggie:

El hogar de los “permitidos” vegetarianos 


AnclaPor Hilu Marquez 


image-2077428-019a57b321a1740c2f6a76f27512b536_l_(2)-c51ce.jpg
En los últimos años, el número de bares y restaurantes que ofrecen propuestas vegetarianas y veganas en sus cartas ha crecido notablemente. Sin embargo, siguen siendo pocos los que solamente se dedican a la gastronomía vegetariana en todas sus variantes. Estilo Veggie, es uno de ellos.

El local se encuentra en el barrio bohemio de Palermo Soho y su estética modesta, de ventanales luminosos y mesas comunitarias se complementa con platos de porciones justas y sabores intensos. En la carta podemos encontrar platos típicos “carnívoros” en su mejor versión veggie, por lo que los vegetarianos podrán sentir cierta nostalgia al rememorar el sabor o al menos la “esencia” de un pancho, un chori o de un sándwich de lomito.

Dentro de sus platos destacados, les recomendamos la hamburguesa “Watson” de porotos negros, lechuga arrepollada y aderezo mc vegan (los de buen comer pueden pedir la versión doble). Otra opción estrella es la “salchicha ranchera”, este pancho al mejor estilo americano viene acompañado con salsa ranch, tomates secos y verdeo, bacon vegetal y papas pay. La carta se completa con opciones de ensaladas, wraps, tapeos para compartir y postres con precios aptos para cualquier bolsillo. El precio de un almuerzo por persona ronda entre los $300 y $450 y de lunes a viernes hay happy hour de 18:00 a 21:00 horas con 2 pintas a $150.

Una propuesta distinta y accesible, para aquellos vegetarianos que buscan rememorar algunos platos típicos carnívoros que aunque no emulen sus sabores originales (ni busquen hacerlo), pueden transportarlos a ciertas vivencias pasadas. Y para aquellos curiosos que buscan explorar nuevas recetas y reversiones originales de algunos platos conocidos, los invitamos a dejar volar su imaginación en este inusual rincón veggie.

Estilo Veggie se encuentra en Fitz Roy 1941- Palermo. 




RADIO
DIGITAL
EN ARGENTINA

consola de sonido

› Nuestra ilusión es levantarnos cada día para seguir comunicados ‹

​​(011) 15 3115-4235